SEGUINOS TAMBIEN EN
 

 

 

 

 

Técnica
LA TECNICA


Por © Fran Nieto

Profundidad de campo:
Se llama así a la zona por delante y por detrás del punto de enfoque en la que la nitidez es aceptable.
La profundidad de campo es independiente de la focal del objetivo utilizado, depende únicamente de la relación de ampliación y del diafragma seleccionado.
Este concepto puede ser chocante y parecer una errata ya que no es nada raro escuchar, y aún leer en libros y revistas, frases como "los angulares tienen mayor profundidad de campo que los teles". el error se produce al utilizarse los angulares con fines distintos a los teles. Es inusual que con un angular lleguemos a la misma relación de ampliación que con un tele, ya que ello nos obligaría en nuestra especialidad a situar el objetivo a escasos centímetros del sujeto. Así, al ser las telaciones de ampliación muy inferiores al utilizar los angulares parece que "tienen más profundidad de campo".
Lo que sí varía, y mucho es la perspectiva, cuanto menor sea la focal del objetivo utilizado mayor será la proporción de fondo que abarque la composición. Por eso los teles tienen la ventaja añadida de permitir aislar el sujeto contra el fondo que más nos interese. Además las ópticas de mayor distancia focal permiten una mayor distancia de trabajo y facilitan mucho la colocción de la iluminación, además de interferir menos en la vida de nuestros modelos.
La profundidad de campo es la “bestia negra” de esta especialidad: la profundidad de campo disminuye a medida que aumenta la ampliación. Debo insistir en que para una abertura determinada de diafragma la profundidad de campo no depende más que del aumento, cualquiera que sea la focal o naturaleza del objeto utilizado.
Incluso con diafragmas muy cerrados la profundidad de campo por encima del 1:1 es tan limitada que es inútil medirla. En la práctica consideraremos que tan sólo un plano de la película quedará nítido, y este debe ser evidentemente el más significativo.
Con una cámara profesional de estudio y con ajustes delicados, se puede obtener imágenes completamente nítidas en un plano oblícuo inclinando el plano de la película y aplicando las reglas de Scheimpflug, pero estas cámaras de respaldo inclinable no son el objeto de estas nociones sobre macrofotografía..

Diafragme lo necesario
Por detrás y por delante del punto de enfoque existe una zona nítida que será mayor cuanto menor sea el diafragma seleccionado. Contrariamente al abrir el diafragma la zona de nitidez disminuye.
Esta zona de nitidez se reparte de forma semejante por detrás y por delante del punto de enfoque, contrariamente a lo que sucede en fotografía convencional donde el reparto es de 2/3 por detrás y de 1/3 hacía la cámara. Pero recordemos que esta zona puede ser de décimas de mm por encima de la relación de ampliación1:1.
Lamentablemente cuando trabajamos por encima de la relación 1:1 se producen fenómenos de difracción en las laminillas del diafragma que producen una gran perdida de definición al rodear de un ligero halo los detalles más finos. Debido a este fenómeno es contraproducente cerrar demasiado el diafragma. En general podemos diafragmar hasta f:22 con una relación inferior a 2:1, f:16 e incluso f:11 entre las relaciones 2:1 y 4:1, por encima de estas relaciones es mejor no llegar a f:11.
Con películas de sensibilidad elevada (>400 Asa) podemos diafragmar más debido a su baja capacidad de definición, pero a costa de un grano bastante evidente.

Si la zona de nitidez es insuficiente tal vez tenga que situar al sujeto más paralelo al plano de la película o reducir algo la escala de la imagen y ampliar luego selectivamente el fotograma. También puede recurrir a usar un formato de película mayor pues así la escala de ampliación se reduce.

 


Sitúe a esta efémera completamente paralela al plano de la película para conseguir la mayor profundidad de campo posible con un diafragma de f/11.
MicroNikkor 60 mm 1:2.8 a vel 45 y f/11. Fuji Velvia 50.
Lamentablemente poco más se puede hacer pues la profundidad de campo depende únicamente de la relación de ampliación y del diafragma seleccionado, siendo igual el método usado para obtenerla, es decir que una rosa a una escala de 1:1 tendrá la misma profundidad de campo fotografiada con un macro, un tele, un angular, con fuelles, anillos, lentes...
Un truco que puede ser útil es usar una lente partida, donde una parte de la misma tiene mayor potencia que la otra, de esta forma se pueden tener enfocados planos que de otro modo sería imposible.
El uso de diafragmas relativamente abiertos puede servirnos para separar el sujeto de fondos demasiado confusos o llamativos que saldrán desenfocados.
Aumento.
Para calcular la extensión necesaria para poder obtener un determinado aumento recurriremos a la siguiente fórmula:
Extensión = (Aumento + 1)* Focal - Focal
Si queremos obtener un aumento de x 1 con un objetivo de focal de 50 mm enfocado a infinito:
Extensión = (1+1)*50 - 50 = 50 mm
Si quisiéramos llegar a una escala de x2 necesitaríamos una extensión de 100 mm
¡Acérquese!

Si quiere buenas fotos acérquese todo lo que pueda. Elimine todos los elementos que no añadan nada a la escena. Sin embargo no pierda el todo como referencia. Si se acerca demasiado esa mariposa perderá sus alas y también un atributo distintivo. Además con los aumentos disminuye la profundidad de campo...

 


Es necesario dejar un poco de espacio alrededor de nuestros modelos para que no se vean comprimidos: necesitan respirar. El efecto que logramos es mejor. Acérquese todo lo que pueda, pero aléjese todo lo necesario.

Nikon D70; MicroNikkor 105 mm 1:2.8 a vel 125 y f/11. Dos unidades de flash.
Enfoque los detalles realmente importantes:
Es imposible captar el tema con absoluta nitidez en todos los planos, así que ¡céntrese en lo realmente importante y enfoque sobre ello!

En general en animales enfoque en los ojos, en flores en los estambres, en tallos espinosos en las espinas... Esto es sólo una regla general que deberá obviar cuando lo considere oportuno.

 


Intentaba resaltar la trompa de esta mariposa (Parnasus apolus) y para que no atrajeran demasiado la atención los vistosos colores de sus alas decidí utilizar un diafragma relativamente abierto, f/8, para que saliesen desenfocados.

 

Varié la distancia y no el enfoque.
Al variar el enfoque varía también la relación de ampliación. Además es muy difícil enfocar con el anillo de enfoque.
En vez de ello es más fácil mover la cámara o el sujeto hacia delante o atrás y cuando esté a foco la zona deseada disparar.
Es muy útil situar el espécimen encima de una hoja, cartón, radiografía o similar e ir moviendo ésta hasta el lugar adecuado.
Muchos insectos tienden a seguir una determinada dirección, a huir de la luz, a acercarse a ella. Observe este comportamiento y situelo después en una zona por la que al huir pase por delante de la zona de enfoque...
Uso de más de una lente de aproximación:
Sitúe la de mayor potencia más próxima a la cámara y la otra al sujeto.
En general el uso de dos lentes muy potentes no produce buenos resultados.
Si utiliza filtros sitúelos después de las lentes, es decir en último lugar.
Diafragme hasta f:11 ó f:16 si usa dos lentes.
Fondos:
El fondo es imprescindible que sea tenido en cuenta. Un fondo inadecuado estropeará la mejor de las fotos.

A veces en necesario un pequeño cambio del punto de vista para que el fondo pase de ser de un azul celeste a negro, elija la mejor de las posibilidades para que el fondo apoye y no pugne contra el sujeto.

 


Estas dos fotografías han sido obtenidas en el mismo lugar, sólo ha variado el punto de vista y por tanto el fondo. Los brillos del hielo son mucho más evidentes contra un fondo oscuro, además la iluminación a contraluz favorece la aparición de brillos (pasa el ratón sobre la foto para ver la otra).

Nikon F100; MicroNikkor 60 mm 1:2.8 a vel 60 y f/11 ambas.

 

Si no encuentra un fondo adecuado puede conseguirlo con una cartulina situada adecuadamente, o simplemente dejándolo en la oscuridad.
Una diapositiva proyectada puede ser un buen fondo, cuide que sobre la pantalla no incida ninguna otra luz.
Fondos negros:
Cuando fotografiamos con flash es frecuente encontrar que los fondos de nuestras fotos salen completamente negros. Si bien al principio esto nos puede parecer muy interesante y bonito los resultados son muy artificiosos y debemos aprender a eliminar los fondos negros.
La luz que proporciona un flash cae con el cuadrado de la distancia. Es decir que al doblarse la distancia, la luz debe iluminar un área 4 veces superior y por tanto la luz efectiva se reduce a la cuarta parte.
Cuando la distancia del sujeto al fondo es igual a la existente entre el flash y el sujeto sucederá que la distancia flash-fondo es doble que la flash-sujeto, y por tanto la luz que llega al fondo es la cuarta parte que la que recibe el sujeto.
Las películas de diapositiva tienen una latitud en las sombras de 2.5 puntos (es decir que entre el color blanco sin detalle y el negro sin detalle existe una diferencia de iluminación de 5 puntos), con lo que la luz que llega al fondo apenas iluminará lo suficiente para que conserve algo de color. Sí el fondo está todavía más alejado la exposición del fondo se saldrá fuera de la latitud de la película y éste saldrá completamente negro.
La solución consiste en separar más los flashes del sujeto, a una distancia ligeramente superior a la que existe entre el sujeto y el fondo. Otra solución consiste en iluminar el fondo con un flash específico para él. Y una tercera solución consiste en utilizar la luz ambiente. En este caso subexpondremos la iluminación natural en 1.5 ó 2 puntos y el flash se encargará de iluminar al sujeto principal (ver el epígrafe sobre flash de relleno)
De todas formas hemos de estar de acuerdo en que a algunos sujetos les sienta muy, pero que muy bien un fondo negro...
Para saber más de los fondos lee el curso sobre los mismos en esta web...


Esta flor encontraba justo enfrente de unas matas de flores y unas rocas que reflejaban la luz del sol. El fondo era demasiado llamativo. Para eliminarl esta interferencia y conseguir que resaltasen los delicados tonos verdiamarillentos de los pétalos subexpuse el fondo en 2 puntos y un tercio, consiguiendo que saliese mucho más oscuro que lo que en realidad era. Para iluminar la flor utilicé dos unidades de flash.

Nikon D70; MicroNikkor 105 mm 1:2.8 a vel 125 y f/11. dos unidades de flash.
Tape el ocular:
Si está exponiendo con luz natural es recomendable que tape el ocular cuando realice el disparo, pues sino la luz que entra por el mismo puede falsear la medición correcta del fotómetro. Si su cámara no tiene tapa para este fin tape la llegada directa de luz con la mano, pero sin tocar la cámara.
Filtros.
Bastan unos pocos filtros y saber utilizarlos. En fotografía en general son útiles los siguientes:
Polarizador: Incrementa el contraste de la escena y elimina parcialmente los reflejos en superficies no metálicas. Produce un gran efecto sobre los cielos azulados (especialmente en un ángulo de 90º respecto al sol) intensificando su color. También es de gran ayuda al fotografiar cursos de agua, eliminando el brillo de su superficie y permitiendo ver el fondo.
Dos filtros polarizadores consiguen oscurecer completamente la escena y pueden servirnos como filtros neutros cuando necesitemos disminuir la velocidad de exposición.
Absorben en general dos puntos de luz que son corregidos por los fotómetros de las modernas réflex.
Su mayor efecto es sobre los reflejos que inciden con un ángulo de 30-35º, que son eliminados por completo, sobre los reflejos perpendiculares el polarizador no tiene efecto.
En algunas cámaras réflex es imprescindible utilizar polarizadores circulares para que el fotómetro y el autofocus puedan funcionar adecuadamente. Son más caros que los lineales y polarizan en un solo sentido.
Es de destacar que la luz de los flashes no emite luz polarizada, con lo que su uso en estas condiciones de iluminación no es adecuado.

Filtro 81

Corrige la luz azulada que presentan los motivos situados a la sombra o en lugares situados a una gran altura. Existe en tres gradaciones: A, B y C, siendo la C equivalente a la suma de las otras dos. La más recomendable es la B.

 

La distancia de trabajo:
La distancia entre el objetivo y el tema depende de:
1- La escala de reproducción, a mayor escala mayor distancia de trabajo.
2- La longitud focal, a mayor longitud mayor distancia.
3- La posición del objetivo, en posición invertida es mayor
La distancia de trabajo es muy importante, sobre todo a la hora de iluminar la escena, si no disponemos el suficiente espacio no podremos colocar los focos, flashes o reflectores. Otro problema añadido es que muchos de nuestros modelos huirán si nos acercamos más allá de su distancia de seguridad.
© Fran Nieto
PROHIBIDA SU REPRODUCCION TOTAL O PARCIAL SIN AUTORIZACION DEL AUTOR
Web Personal


EL PORTAL DE LA FOTOGRAFIA DE NATURALEZA DE ARGENTINA
MAS DE 10 AÑOS JUNTO A VOS!

- AVISO LEGAL - QUIENES SOMOS - CONTACTO -

© 2003 - 2017 - FNA - Fotografía de Naturaleza Argentina -
Todos los derechos reservados