Recomendaciones
INCIDENTES CON OFIDIOS



Por Dr. Juan Carlos Piola (*1)
Fotografias Belen Etchegaray

Las serpientes jamás buscan al hombre para atacarlo, este debe ser nuestro punto de partida. Si nos muerden es por defenderse, en ese caso es porque se sintieron agredidas o al menos sorprendidas por nuestra presencia.

Como evitar el accidente:

• Cuando vayamos al campo usemos botas de goma o cuero hasta la rodilla, en caso de no poseerlas se podrán utilizar polainas o al menos envolver nuestras piernas hasta la rodilla con bolsas y sujetarlas con ligas. Como mínimo utilicemos un pantalón grueso (jean) y borceguíes.

• No nos internemos en pastizales en que no veamos el piso bajo nuestros pies. O si lo debemos hacer, siempre utilizar un “bastón” para ir tanteando delante de nuestros pasos.

• Jamás introducir la mano en huecos de árboles, tarros abandonados, cuevas o pozos, son el lugar ideal para que una víbora descanse.

• No levantar piedras o troncos introduciendo las manos por debajo sin haberlo movido previamente con un palo.

• Si vemos una víbora, tomemos el objetivo más grande y saquemos la foto a distancia, no intentar acosarla o perseguirla.

• No tocar víboras muertas, las venenosas conservan el mismo activo hasta que la cabeza está en estado de putrefacción, por lo que podríamos accidentarnos con ella.

• No intentar capturar víboras. Mucha gente piensa que podrá ayudar, si lleva una víbora a un centro que produce antídotos. Pero la mejor forma de ayudarlos es evitando la posibilidad de un accidente.

• Si estamos acampando siempre dejar la carpa bien cerrada. Jamás
dejar calzado fuera de la misma. Limpiar el área circundante de matorrales. Muchas víboras se alimentan de roedores, por lo que si no atraemos roedores no atraeremos víboras.

Yarará (Buenos Aires) / Belen Etchegaray


Culebra marrón sobre calzado (Corrientes) / Belen Etchegaray



Una vez mordidos:

Como sucede con muchas urgencias, es más importante saber lo que no hay que hacer:
• NO hacer torniquetes, ni ligaduras.
• NO hacer incisiones.
• NO succionar.
• NO suministrar ningún medicamento, ni lavar.
• NO colocar emplastos.
• NO intentar capturar o identificar al ofidio.



Se recomienda:

• Aflojar la ropa y todo aquello que pueda dificultar la circulación de la sangre.

• Tranquilizar al accidentado, intentar que camine lo menos posible y trasladarlo lo más rápido que se pueda a un centro sanitario de relevancia. No perder el tiempo en el camino yendo a consultorios particulares, o pequeños dispensarios. Solo un médico bien preparado sabe cuando, cuál y en que dosis se debe aplicar un suero antiofídico.



Algunos puntos a considerar:

• La segunda mordida de una víbora suele inyectar más veneno que la primera. Por lo que si intentamos capturarla nos exponemos a un verdadero ataque en el que se preparará para desplegar todo su potencial tóxico.

• Muchas veces por más que la víbora sea venenosa no alcanza a inocular su tóxico, y en otras ocasiones tienen sus glándulas con poco o casi nada de veneno, a pesar de ello, siempre se debe concurrir a un centro asistencial.

• El veneno se distribuye muy rápidamente en el torrente sanguíneo y nada evitará que lo haga, por eso es importante llevar al accidentado a un centro de salud, sin intentar “curas mágicas o caseras”.

• Siempre se dispone de tiempo suficiente para llegar a un centro asistencial, en caso de botrhops y cascabel. Dependiendo de una gran cantidad de factores, se posee entre 8 y hasta 24 horas para establecer un tratamiento apropiado, pero cuanto antes se instaure menos secuelas habrá.

• Si vamos a un lugar remoto, absolutamente distante de centros de salud de relevancia y en zonas de víboras es conveniente que en el grupo haya una persona entrenada para asistir en un caso de accidente de ofidismo.

Links recomendados para ampliar esta información:

Accidentes por ofidios.

Guía de prevención y tratamiento de las mordeduras por serpientes venenosas.


Accidentes provocados por ofidios, arañas y escorpiones.

Como reconocer a una serpiente venenosa (PDF 176 kb)

Serpientes venenosas en Buenos Aires (PDF 115 kb)

Enciclopedia virtual de serpientes


Culebra verde / Belen Etchegaray


Boa Curiyú (Corrientes) / Belen Etchegaray


Yarará de la cruz / Belen Etchegaray


Falsa coral / Belen Etchegaray


Falsa Yarará (Corrientes) / Belen Etchegaray


(*1) FNA agradece al Dr. Juan Carlos Piola del Servicio de Toxicología del Sanatorio de Niños de Rosario,
Santa Fe y al Med. Veterinario Sr. Guillermo P. Jimeno especialista en fauna silvestre,
por la información suministrada.
PROHIBIDA SU REPRODUCCION TOTAL O PARCIAL

 




EL PORTAL DE LA FOTOGRAFIA DE NATURALEZA DE ARGENTINA
MAS DE 10 AÑOS JUNTO A VOS!

- AVISO LEGAL - QUIENES SOMOS - CONTACTO -

© 2003 - 2017 - FNA - Fotografía de Naturaleza Argentina -
Todos los derechos reservados