FOTOGRAFIAR EL FRIO


Fotografia
© Dario Podesta

Por © Belén Etchegaray




La época invernal tiene algunos inconvenientes para realizar fotografía de Naturaleza, pero también reúne grandes atractivos que invitan a dejar el calor del hogar y salir al campo con la cámara.



Cada estación del año tiene sus cambios y encantos. Para quienes tienen la suerte de vivir en regiones montañosas o de viajar a ellas, el invierno regala paisajes asombrosos donde la nieve brinda características especiales.
Si bien la fauna es más compleja de encontrar, en invierno es más sencillo de atraerla con comederos dada la escasez de alimento, por lo que los animales se mostrarán más propensos a colaborar como “modelos” luciendo orgullosos sus pelajes pomposos. Si bien en esta época del año las horas de luz adecuadas no son muchas, contamos con la ayuda de la nieve que funciona como una gran pantalla que multiplica la escasa luz reflejada por las nubes.

EL EQUIPO NECESARIO

Cuando vaya a realizar una travesía en la montaña, siempre es recomendable darle aviso al guardaparque de la zona indicándole cual será su destino final y cuando tiene previsto regresar, sin descontar el hecho de dejar registrado la mayor cantidad de datos posibles de su recorrido. No es recomendable que este tipo de salidas las realice solo y menos aun si no es conocedor de la zona, por lo que la compañía de alguien del lugar siempre será bienvenida.

Habrá que ser extremadamente cuidadoso, ya que en la montaña, ante cualquier percance o accidente se encontrará en serios problemas. Pisos resbaladizos por el hielo, la nieve o la humedad del suelo más el contrapeso del equipo en nuestras espaldas, no son buena combinación, por lo que tendrá que caminar despacio y con mucho cuidado, sobre todo en los senderos de montaña donde, en esta época del año, las marcas de guías suelen borrarse.

La niebla y las tormentas también nos pueden hacer pasar un mal momento ya que la visibilidad se hace casi nula y las huellas y marcas se borran en segundos.



La vestimenta requiere de una atención especial. Cuando se pretenden realizar grandes caminatas de un día o más, lo ideal es llevar pantalones y campera livianos, impermeables y antitranspirantes; debajo calzoncillos largos o calzas y camiseta térmica, más un polar.
Indispensable es llevar ropa de recambio y, por supuesto, botas, gorra, guantes y anteojos de sol así como una manta extra de polar.Si tiene planeado hacer caminatas en la nieve, unas raquetas de nieve y bastones le serán de mucha ayuda.En lo que respecta al material fotográfico, indispensable será llevar varios juegos de baterías y pilas, los que deberá transportar en el lugar más caliente (o cercano al cuerpo) que tenga, dado que con las bajas temperaturas las baterías y pilas son las primeras en fallar y necesitará de un recambio.
En cuanto al equipo y dependiendo de lo que se desee fotografiar, lo recomendable es llevar un angular 28 mm, un zoom 400 mm, más trípode o monopie; este último será de ayuda como bastón al caminar. Los filtros indispensables son los polarizadores para los días soleados y un degradado gris o cálido para cuando está nublado.

MEDICION DE LA LUZ

Si bien los equipos actuales cuentan con una cantidad considerable de automatismos, el uso del modo manual de exposición –y mejor aun con medición puntual- es el recomendable. Siempre que se mida sobre la nieve, conviene sobreexponer 1,5 puntos para evitar de esa manera que las zonas de nieve nos queden con un tono gris. Es muy fácil cometer errores, por lo que lo recomendable es realizar varias tomas sobre y subexponiendo la medición que considere correcta para asegurar la fotografía.



© Belén Etchegaray
PROHIBIDA SU REPRODUCCION TOTAL O PARCIAL SIN AUTORIZACION DEL AUTOR

 

 

 
 


EL PORTAL DE LA FOTOGRAFIA DE NATURALEZA DE ARGENTINA
MAS DE 10 AÑOS JUNTO A VOS!

- AVISO LEGAL - QUIENES SOMOS - CONTACTO -

© 2003 - 2016 - FNA - Fotografía de Naturaleza Argentina -
Todos los derechos reservados