SEGUINOS TAMBIEN EN
 

 

 

 

 

"Una especie es mucho más
importante que la foto"


Entrevista: Lorena López / FVSA
Fotografías: Belén Etchegaray

Es la creadora del Portal de Fotografía de Naturaleza Argentina (FNAweb.org) y cree que la divulgación es una herramienta de conservación, pero no vacila en “sacrificar” la foto si sacarla puede ocasionarle daño a una especie.
En esta ocasión Vida Silvestre entrevistó a Belén Etchegaray, una fotógrafa comprometida con la naturaleza.


Vida Silvestre: Usted que se dedica a retratar la belleza de la naturaleza ¿le tocó alguna vez hacer fotos de la no naturaleza, de la destrucción?

Belén Etchegaray: Sí. Trabajo como fotógrafa dentro del Proyecto de Conservación Oso Hormiguero Gigante (Buenos Aires). Y en uno de los viajes de campaña al pueblo de Urutaú (Sgo del Estero), en el camino retraté cada una de las razones por las cuales el oso hormiguero está desapareciendo: tala, incendios, osos atropellados en la ruta. Eso fue muy fuerte. Me costó mucho sacar esas fotos porque estoy acostumbrada a retratar lo bello y la fuerza de la naturaleza, y ver cómo la estamos destruyendo me provocó una gran angustia y bronca, que a la vez me dio fuerza para hacer algo, para que se sepa.


V. S.: Justamente la difusión es uno de los objetivos de su portal, Fotografía de Naturaleza Argentina…


B. E.: FNA nace para ser un punto de encuentro entre profesionales y aficionados a la foto de naturaleza. Porque lo bueno es que se puede empezar sacando fotos de cualquier “bicho” y lo que ocurre cuando uno empieza es que en seguida quiere saber cosas de él, y después esas cosas se quieren compartir. Entonces, la idea es brindar todas las herramientas posibles tales como cursos, talleres, salidas de campo y material on line para que la gente se vaya enganchando, porque creemos que cuando uno saca fotos las muestra, cuando algo se muestra se divulga y cuando algo se divulga, se cuida.


V. S.: O sea que lo primero es una idea conservacionista.


B. E.:
Totalmente. El otro pilar es difundir la práctica de la fotografía de naturaleza. Y para eso hacemos distintas cosas como realizar exposiciones, concursos y la posibilidad de contactos con editoriales nacionales y extranjeras.


V. S.: ¿Cómo se le ocurrió crear el portal?


B. E.:
Hace casi 7 años fui a España invitada por un grupo de colegas para crear la Internacional Wildlife Photography Society y al volver a Argentina, tenía la idea de hacer lo mismo que se hacía en España sobre este tema. Imaginé que habría algo similar y quería sumarme a ese proyecto… ¡pero no había nada! Así nació, FNA- Fotografía de Naturaleza Argentina, el primer portal en el país dedicado a esta temática… y la verdad es que tampoco hay otro similar en el resto de Latinoamérica. El que se le parece y fue primero en crearse, fue Fotonatura, que es español.


V. S.: ¿Cómo es el trabajo del fotógrafo de naturaleza?


B. E.:
Generalmente es un trabajo en solitario, el que quiere sacar una buena foto va solo o con una persona más como máximo (para fauna, más de dos son multitud) y tiene que estar dispuesto a dedicarle mucho tiempo. Se puede sacar una muy buena foto de casualidad, pero con una buena foto solamente no haces mucho. Hay que dedicarle mucho estudio, tiempo y paciencia. Siempre digo que para obtener una buena foto se necesita un porcentaje de equipo, mucho de estudio y un gran porcentaje de suerte, porque podés viajar cientos de veces a un lugar y que las condiciones no se den para encontrar lo que buscás.


V. S.: ¿Hay algún ambiente que sea más difícil que otro para fotografiar?


B. E.:
Todos tienen sus desafíos. En Patagonia está el frío y el viento; en la selva la oscuridad y la humedad… Por eso es indispensable estudiar sobre el lugar donde se quiere trabajar, hablar con gente que haya ido para tener una idea previa de lo que uno va a encontrar y saber desde qué ropa llevar hasta qué recaudos tomar para cuidar el equipo. También para la fotografía en sí misma porque si uno, por ejemplo, va a fotografiar animales, debe saber qué hábitos tienen para poder encontrarlos. Otra cosa muy importante es saber uno mismo cómo actuar, en el sentido de hasta dónde se puede uno acercar y en que momento se debe partir sin modificar en nada sus costumbres.


V. S.: Al respecto, ¿cómo son los códigos? ¿hasta dónde se llega por una foto?


B. E.:
Para mí, la premisa es respetar y no invadir. Por ejemplo, si veo un nido y le puedo sacar una foto de lejos, se la saco. Y si no, no. No hago nada que pueda perjudicar lo que pretendo retratar.


V. S.: ¿Sacrifica una buena foto por el bien del animal?


B. E.:
Sin duda. Es mucho más importante una especie que la foto que puedas obtener. De no poder obtenerla o de tener dudas si mi accionar perjudicará en algo a ese animal, prefiero optar por olvidar la foto sabiendo que la Naturaleza me dará otra chance en el futuro.
En fotografía de fauna, uno sabe que cada especie tiene una distancia mínima de seguridad. Cuando uno pasa esa barrera invisible, el animal hace algo diferente, que demuestra que hasta ahí tenemos que llegar.


V. S.: ¿Qué es lo que más interés despierta en los aficionados?


B. E.:
Aves y paisajes son los temas que mas adeptos tienen.


V. S.: ¿Se puede vivir de esto?


B. E.:
Es difícil. Cuando me preguntan si soy profesional, respondo que si eso implica vivir de la fotografía, no lo soy. Pero si significa tomarse la fotografía seriamente, sí.


V. S.: ¿Por qué es tan difícil?


B. E.:
El mercado está muy gastado. Hay una muy mala costumbre nacional de no pagar las fotografías. Muchas editoriales quieren “pagar” poniendo el nombre del autor. ¡Pero para sacar una foto uno invirtió tiempo, recursos y dinero! Sí creo que hay que colaborar y aliento a hacerlo, por ejemplo con fundaciones. Pero no cuando se trata de un negocio donde la foto ofrece un extra a un producto comercial.


V. S.: Para usted, ¿la fotografía es un arte?


B. E.:
Sí. En un momento se dijo que no podía ser arte porque el fotógrafo plasma la realidad. Pero creo que del momento en que el fotógrafo pone su visión y utiliza alguna técnica para mostrar aquello que quiere mostrar y logra transmitir algo con su imagen, hay arte.


V. S.: ¿Cómo se hace para mostrar un aspecto nuevo de algo muy visto?


B. E.:
Te respondo con algo que me pasó: la primera vez que viajé a Iguazú, el desafío era sacar una foto de las cataratas que no hubiera sacado nadie. Estuve en total una semana, hasta que encontré -y logré- lo que quería. Y la foto final representa lo que buscaba: una mezcla de arte y fuerza. Creo que hay que caminar el lugar, conectarse con él, buscar inspiración.




V. S.: ¿El equipo hace al fotógrafo?


B. E.:
Yo diría que el equipo ni siquiera hace a la foto, es el fotógrafo el que la crea. Se pueden sacar fotos increíbles con una cámara compacta y también no saber qué hacer con un súper equipo. Y con los escenarios pasa lo mismo: si bien es lindo viajar, se puede sacar una foto increíble de la hormiga que está en la plantita del balcón de tu departamento.

5 premisas para el que se inicia

-No pretender lograr la mejor foto de su vida en el primer intento. Las mejores fotografías se logran después de varias pruebas y de mucho estudio previo.

-La cámara sola no obtiene buenas fotografías, si en la imagen no hay una visión personal del fotógrafo, será una más de tantas fotos vistas.

-Tener conocimientos técnicos es fundamental. Hay que dejar los automatismos de la cámara de lado.

-El objeto a fotografiar siempre es mucho más importante que la obtención de una fotografía y por lo tanto hay que preservarlo.

-Hay que aprender a disfrutar, respetar y valorizar la naturaleza aunque se encuentre lejos del alcance de nuestro objetivo.

...

..

Para descargar la revista completa en formato PDF
CLIC AQUI



EL PORTAL DE LA FOTOGRAFIA DE NATURALEZA DE ARGENTINA
MAS DE 10 AÑOS JUNTO A VOS!

- AVISO LEGAL - QUIENES SOMOS - CONTACTO -

© 2003 - 2017 - FNA - Fotografía de Naturaleza Argentina -
Todos los derechos reservados